19/8/19
 en 
Crecimiento

Once decisiones para ser feliz en donde estés

Por estar atados al pasado o preocupados por el futuro nos perdemos el momento presente el estar ahora y aquí.

¿Pero como hacemos para ser felices en medio de nuestra actual situación, con las circunstancias que estamos viviendo?.

La respuesta es no creas en las circunstancias, crea tú las circunstancias.

Ajá pero ¿cómo se hace eso?

Entender que nuestros pensamientos nuestras emociones determinan nuestra realidad. Aquello en lo que pensamos es lo que se refleja si pasamos los días con queja, duda, critica, rabia, apatía , desidia, en nuestro entorno veremos reflejado eso.

Pensamientos de escasez atraen más escasez, pensamientos de soledad atraen soledad. tenemos la posibilidad de cambiar esos pensamientos. Cada noche morimos al dormir y volvemos a nacer con cada despertar por eso se llama ama-nacer eso es amanecer. Si al despertar en cuanto abrimos los ojos y apagamos la alarma o el despertador lo hacemos con pensamientos de fastidio, si de una vez nos quejamos por la situación, o decidimos que solo unos minutos más, ya estamos empezando el día con la carga energética inadecuada.

Imaginemos una balanza, de un lado lo que coloquemos la inclina hacia un día favorable en el cual atraemos y contactamos momentos adecuados, y del otro lado inclinamos la balanza hacia atraer más cosas que refuercen nuestros sentimientos negativos.

¿Hacia dónde inclinas tu balanza?

En lugar de sacar la oscuridad que nubla tu vida enciende una luz de posibilidades, en lugar de sacar la soledad enciende el amor, en lugar de sacar la culpa enciende la aceptación y liberación, en lugar de sacar la pobreza, enciende la abundancia en lugar de sacar la queja enciende el agradecimiento por todo lo que tienes en tu vida.

¿Cómo hacerlo?

Normalmente oramos o expresamos deseos desde lo que no queremos y lo que debemos hacer es enfocarnos en lo que si queremos, en lugar de seguir prestando tanta atención al problema, pues así lo potenciamos, aquello a lo que prestamos más atención y le dedicamos nuestros pensamientos, emociones y energías es lo que expandimos en nuestras vidas.

La vida se vive de hoy en adelante, cada día recibes un presente vívelo con alegría con entusiasmo, no pensando en lo malo que te hicieron o dijeron, en lo que no tienes o en una situación conflictiva de tu entorno.

Nuestra mente expande lo que pensamos si es positivo trae nuevos pensamientos, te conecta con la vibración elevada. Si tu pensamiento es negativo tu mente tu inconsciente envía cientos de pensamientos, atrae recuerdos que te hacen sentir peor, atrae situaciones que te pongan de peor humor.

Si te sientes bien en tranquilidad, presente en tu día ahora y aquí, si disfrutas con alegría y agradeces lo que tienes, si reconoces tus potencialidades y crees que puedes lograr lo que sea, eso es lo que atraes.

Por el contrario con pensamientos negativos ¿que atraes?, pues continúas atrayendo circunstancias para seguir sintiéndote mal.

Todos tenemos una realidad que nos afecta en alguna área de nuestra vida, es importante reconocer esa emoción y dejarla ir, enfocarnos en las soluciones no en los problemas, ahí está la clave, abrir abanico de posibilidades, dejar fluir, confiar en la fuente y dedicarnos a superar lo que sea que nos esté afectando.

Entender que estamos pasando por alguna situación, pero no somos esa situación, somos más que eso.

Elegir las afirmaciones

Yo elijo saber quién quiero ser, adónde quiero ir, que quiero tener

Yo elijo ser feliz ahora y aquí

Yo elijo enfocarme en las soluciones no en los problemas

Yo elijo ver lo bueno en cada cosa

Yo elijo agradecer en lugar de quejarme

Yo elijo liberarme de sentimientos negativos por lo que hice o dije, en lugar de culparme constantemente.

Yo elijo perdonar en lugar de aferrarme a esos sentimientos negativos.

Yo elijo que pensar, que ver, con quien compartir, en lugar de dejar que toda la basura mental de otros me afecte.