9/11/19
 en 
Crecimiento

Sentido de vida

El sentido de la vida es aquella razón que tenemos para vivir es no ir simplemente dejándonos llevar por lascircunstancias,  es tomar el control de nuestra vida y encauzarla hacia un fin. Implica descubrir los objetivos más importantes de la vida, quien deseas ser y cual es legado que te propones dejar. Se centra en lo que quieres ser (identidad) y lo que quieres aportar. El propósito de la vida es una vida con propósito.

El propósito de vida se conoce también como  Ikigai tiene que ver con nuestra razón de vivir, aquello que da significado a nuestra vida, algo por lo que merece la pena levantarse cada mañana. Ese propósito no es otra cosa que  crear valor en nuestra vida y de esta manera contribuir con el bienestar de las personas. Ser feliz y hacer felices a otros en cualquier ámbito de nuestras vidas.

¿PARA QUE ME LEVANTO CADA MAÑANA?

Que hago cada día, lo que hago diariamente, ¿me acerca o me aleja de la felicidad?

Lo que amas hacer es lo que realmente disfrutas, aquello que cuando lo haces no te das cuenta del tiempo, no te cansa, ni te fastidia.

En lo que eres bueno, son las habilidades, actitudes, destrezas,talentos, fortalezas. Todos tenemos cualidades, algo en lo que somos buenos.

Por lo que te pagan, de donde provienen tus fuentes de ingresos.

Lo que el mundo necesita, lo  que crees que está haciendo falta en la humanidad.

Elabora tu lista para cada área y luego coteja. 

¿Que amas hacer?   / ¿En que eres bueno? ESA ES TU PASIÓN

¿En que eres bueno? / ¿Qué crees que el mundo necesita? ES TU VOCACIÓN

¿En que eres bueno? / Por lo que te pagan ESA ES TU PROFESIÓN

¿Qué amas hacer? /Lo que el mundo necesita ES TU MISIÓN

Muchas veces vemos personas con éxito en los negocios, pero que no aman su trabajo, lo hacen por el dinero que les proporciona. Personas que sólo buscan su propio beneficio sin aportar nada. Otras que aman lo que hacen, pero lo hacen como hobby y no producen ingresos. Y otras que contribuyen con la humanidad a través de labor social y no logran cubrir sus necesidades.

Al unir pasión, profesión, vocación y misión se logra un equilibrio que permite emerger el sentido de vida lo cual nos lleva a dejar nuestra huella, haciendo lo que sabemos hacer bien, que nos proporcione ingresos y que lo que hagamos, lo hagamos con amor. Disfrutar y ser felices durante el proceso. Esto es parte de aprender a ser feliz.