19/11/20
 en 
Crecimiento

Ley de correspondencia

LA LEY DE CORRESPONDENCIA

Es una de las leyes universales, se aplica para casi todas las otras leyes. Establece «que lo que hay afuera es una proyección de lo que hay adentro».

Dentro de las 7 Leyes Universales, tres de ellas son inmutables, eternas, y no pueden ser alteradas ni cambiadas de ninguna forma, las otras 4 leyes son mutables, se pueden cambiar si lo queremos para crear nuestra realidad y cómo percibimos lo que nos sucede.

Estas leyes provienen delas tradiciones Herméticas y están ligadas también a la filosofía Védica de la India. Combinan por tanto una parte del mundo místico occidental y oriental

La ley de correspondencia es una ley Inmutable y dice:

Como es arriba es abajo, como es abajo es arriba.

Existe una correspondencia perfecta que entrelaza los planos, físico mental y espiritual, unos con otros. La ley de correspondencia actúa de tal forma que nuestras vibraciones (altas o bajas) salen de nuestro cuerpo para tocar todo lo que nos rodea. Según pensamos, así sentimos y actuamos. La una precisa, así que lo que nos llega o no nos llega, sucede así  por derecho de correspondencia.

Por eso, Si estás mal adentro, así  estarás afuera en tu realidad.

El estado de tu vida es un reflejo de tu mente, y también todo lo que ocurre en el mundo material es un reflejo del mundo espiritual.

Ya que todo está entrelazado. Según cómo piensas (mente), te sientes (cuerpo) y vibras con tu ser interior (espiritual), por eso la ley de correspondencia es base, para otras leyes, cómo la ley de atracción ya que atraes lo semejante a la frecuencia que vibras.

Abraham Hicks, dice “Si te sientes bien, es porque estás cerca de tu ser interior, estás teniendo pensamientos positivos y estas vibrando en una frecuencia elevada, atrayendo a tu vida cosas que te hacen sentir mejor aún. Si te sientes mal es porque estás teniendo pensamientos negativos, estas lejos de tu ser interior y vibras en una frecuencia baja, por lo tanto atraes cosas que te hacen sentir peor.

Entonces tu mundo exterior es reflejo de tu mundo interior, no busques culpables fuera, si no te gusta la realidad que estás viviendo, es tu responsabilidad, lo has creado con tu forma de pensar y sentir, pero no te angusties, así cómo creaste esto que estás viviendo, puedes crear lo que desees.  Si deseas cambios en tu vida, en tu entorno, entonces cambia por dentro.

·        Cambia tus pensamientos, observa al que piensa, y revisa cuál es tu tendencia, ¿Pensar en positivo o buscar los peros, quejarte?

·        Libérate de creencias que te limitan

·        Empieza a agradecer en lugar de quejarte.

·        Decide sentirte bien, al dedicar la atención a lo que te gusta, lo que si quieres, en lugar de enfocarte en el problema.

·        Establece conexión con tu ser interior.

·        Silencia tu mente.

·        Utiliza en tu diálogo interno y con los demás un lenguaje impecable.

·        Toma momentos para respirar profundo y voltear la mirada hacia adentro.

·        Cambia tus hábitos que te limitan por otros que te potencien.

En resumen cómo dice Joe Dispenza, para ver cambios en tu vida, deja de ser tú.

Decide que tu interior esté en armonía, bienestar, en felicidad, y eso verás reflejado en tu vida y entorno