18/10/20
 en 
Crecimiento

Estar presente

La presencia es la conciencia de ahora. Estar aquí y ahora con todo nuestro cuerpo, mente y alma.

Es salir de la mente condicionada, al tomar conciencia de la conciencia.

El presente siempre está contigo, de hecho es el único que de verdad  existe, siempre ESTÁ, porque siempre ES, tan simple como eso.

¿Cómo sabes si no estás en conciencia plena?

¿Te aburres con facilidad?

¿Te cuesta mantener la atención en una sola tarea?

¿Abres varias pestañas a la vez en tu pc o laptop?

¿Tienes la sensación de estar perdiéndote el día a día de alguna manera?

¿Te resulta complicado sentarte sin ninguna finalidad?

¿Dejas las cosas en cualquier lugar y luego las estás buscando?

Mientras realizas una actividad, ¿sueles estar pensando en la que viene a continuación?

¿Reaccionas negativamente a lo que te dicen y hacen?

¿Te descubres a ti mismo con frecuencia fuera del momento y tienes que obligarte a volver de vez en cuando?

¿Te provoca ansiedad anticipar situaciones futuras que después ni siquiera llegan?

¿Vuelves a los mismos pensamientos una y otra vez?

¿De pronto te sientes triste?

¿Se repiten en tu vida patrones de personas y situaciones?

¿Por qué te sucede?

El momento presente es el único que existe, pero no lo vivimos a plenitud porque lo dejamos en manos del inconsciente y éste repite y repite los mismos pensamientos todo el día, entonces no nos percatamos de nada, lo hacemos todo de forma automática, de allí la famosa frase de ir en piloto automático.

Si no tienes conciencia plena, sino estás presente, vives tu vida de acuerdo a conceptos mentales, creencias instaladas, tu identidad tu personalidad están también definidas por ellos. Y a través de este velo de conceptos, de ideas preconcebidas te relacionas con las personas, emites juicios, etiquetas, interpretas las situaciones que te pasan y haces todo mecánicamente, por eso atraes más y más de lo mismo.

Te has acostumbrado tanto a esta forma de pensar que crees que eres tú,  que tú estás pensando, pero no es así, porque en realidad esos pensamientos surgen solos desde tu inconsciente. Pero la verdad es que eres más que tu historia personal , más que lo que te ha pasado en tu vida, puedes escribir tu nueva historia, una nueva identidad, no seguir con los mismos pensamientos.

Que hacer para aprender a estar presente.

Toma conciencia de tu respiración

Percibe lo que está a tu alrededor

Siente más, piensa menos

Silencia tu mente

Intenta disfrutar con todos tus sentidos de una experiencia sin valorarla o pensar sobre ella, simplemente siéntela.

Vuelve cada vez que te des cuenta que tu mente está en el mismo monologo de siempre.

Aprende a fluir

Disfruta el proceso, el momento, no pospongas tu felicidad a cuando logres algo, o alguien llegue a tu vida. Empieza a pasártelo bien desde el minuto uno en el que formulas un deseo, de esa manera atraes que se manifieste.

Deja el exceso de pasado y de futuro.

Has una cosa a a la vez

No sufras anticipando lo que pueda pasar, disfruta de lo que tienes ahora.

Sé realista en tu presente y no idealices un futuro imaginario. Si quieres un futuro que se cumpla, debes hacerlo presente ahora.

Para estar presente utiliza actividades comunes, no como un camino para un fin, sino como una finalidad en sí mismas, por ejemplo al lavarte las manos, cepillarte los dientes, ducharte, preparar un té o café. Hacerlo con conciencia sentir la temperatura, olores, texturas, sabores, darle toda tu atención a la actividad así aprendes a estar presente.

Dando percepción a los sentidos, y de ésta forma toma acción tu mente consciente en lugar de la inconsciente, ésta sale de su monólogo constante de los mismos pensamientos

Mantente presente, mira tu entorno, aprecia todo lo que te rodea, esto te permite sentirte en bienestar, y es lo que facilita que todo lo que desees se haga realidad, porque al estar presente en bienestar, alejas tu mente del problema y te abres a las oportunidades.

El momento apropiado siempre será ¡ahora!

Disfruta de lo que hay a tu alrededor, vive el momento, aprende a ser feliz.