13/8/20
 en 
Crecimiento

Como terminar tu día con la actitud adecuada.

Lo primero que habría que hacer para despertarse al 100% es acostarse al 100%.

¿Cómo te acuestas? ¿Gestionas tus pensamientos en ese momento?

¿Tu rutina te potencia o te limita?

Rutina para un descanso saludable física y mentalmente.

·        Realiza una cena ligera.

·        Escuchar música relajante, te ayuda a liberar estrés y hace que te sientas mejor.

·        Deja todo listo: prepara lista la ropa que usarás el día siguiente para tu rutina de ejercicios, lo que usarás para trabajar,  los elementos que necesitas, e incluso tu almuerzo si lo debes llevar contigo, esto no solo facilitará tus mañanas, sino que también te hará descansar con una sensación de productividad.

·        Planifica tu día siguiente, hazte consciente de la necesidad de tener un plan para poder alcanzar tus objetivos y desarrollar tus proyectos. Aprende a desglosar tus objetivos personales y profesionales en acciones y tus proyectos en tareas, priorizar lo esencial para saber qué debe estar listo y cuándo lo debe estar, visualiza por adelantado formando una imagen, una foto de cómo será el día siguiente.

·        Tomar una ducha caliente para relajar los músculos, al hacerlo se fomenta una mejor oxigenación del cuerpo gracias al aumento de la circulación, y también calma la ansiedad reduciendo la fatiga mental.

·        Evitar el uso de luces muy brillantes, atenuar la luz media hora antes de dormir ayudará a que nuestro cuerpo entienda que se acerca el momento del descanso.

·        Lee una novela, un libro de superación personal, esto te ayuda a ejercitar el cerebro,te relaja y desconecta de la prisa del día a día,de las preocupaciones. Lee preferiblemente en formato tradicional.

·        Desconéctate de tu celular, Tablet, computador, no los enciendas o ponlos en modo avión.

·        Evita irte a dormir viendo la televisión.

·        Medita, cierra los ojos, concéntrate en tu respiración inhala y exhala lentamente. Conecta tu ser interior.

·        Agradece, piensa en por lo menos 5 cosas positivas que viviste a lo largo de este día, revívelas y disfruta de esos momentos. Al hacer esto, primero, te estás enfocando en lo positivo que hay en tu vida, lo que hará que te lleguen más cosas positivas, y segundo, te estás preparando mentalmente para iniciar tu próximo día con más entusiasmo y alegría.

·        Visualiza, hacerlo al acostarnos es una buena práctica que nos hace entrar en el sueño en un modo positivo, lo que sin duda traerá elementos positivos a nuestro descanso y despertar. Simplemente evoca en tu mente pensamientos positivos, imagina que estás viviendo situaciones que deseas. Visualiza tu yo ideal.

·        Libera el campo cuántico de toda su energía estancada, despréndete de las emociones causadas por experiencias pasadas y de tu egocéntrico estado del ser, basado en tus creencias y programas instalados y entrégalo a una mente superior.

Preguntasdel final del día

Antes de acostarte es una buena idea reflexionar en qué momento del día no has logrado ser tu nuevo yo ideal, hazte estas sencillas preguntas:

• ¿Qué tal lo he hecho hoy?

• ¿Cuándo no he logrado mantener ese estado elevado y porqué?

• ¿Ante quién he reaccionado y dónde?

• ¿Cuándo «no he sido consciente»?

• ¿Si la situación se repitiera, ¿actuaría de otra manera?¿Cómo puedo hacerlo mejor?

Mientras duermes, tus pensamientos estarán inactivos, la atracción se detendrá y tu cuerpo físico se sentirá totalmente renovado en todo nivel. Gira tu atención hacia las cosas más cercanas, como la comodidad de tu cama, la suavidad de tu almohada, el Bienestar del momento. Y luego,gentilmente proclama tu intención: Dormiré bien, y me despertaré renovado con un nuevo y positivo punto de atracción que me hará sentir muy bien. Y luego,duerme plácidamente.

Feliz noche.